Materialciclista.com es un portal online de material de ciclismo en el que podrás comprar, ver información sobre material y anunciar tu material a los mejores precios, mediante un menú con las diferentes categorías. Como anunciar o comprar? muy fácil, mándanos un mail con el material (únicamente de ciclismo) que quieres anunciar y lo publicamos. Estamos trabajando para ayudarte a mejorar los gastos por portes, por ello centralizamos todos los movimientos en nuestra cuenta con el transportista. Anunciarse es GRATIS.

Si tienes cualquier duda, manda un mail y lo mismo te sorprende.




CONTACTO

Si quieres hacer un pedido o tienes alguna duda puedes enviar un mail a sinergycats@gmail.com o bien rellenar siguiente formulario:

Tienda de material ciclista, en breve nos pondremos en contacto contigo. Gracias.
>

POTENCIOMETRO ASSIOMA

POTENCIOMETRO PEDALES ASSIOMA - 485 euros
Define tus objetivos con medidas en vatios precisas y de extrema fiabilidad. Datos reales, no estimados, para aprovechar al máximo cada pedalada.

Resultado de imagen de assioma uno
Fácil de Instalar:
Monta y cambia tu medidor de potencia Assioma de una bici a otra como si fuera un simple pedal, fácilmente y sin necesidad de herramientas especiales.
Vincúlalo rápidamente a tu Smartphone o a tu Garmin a través de Bluetooth y ANT+.

Los sensores del medidor de potencia Assioma se encuentran en los pedales, justo donde aplicas la fuerza, para ofrecerte datos detallados y de alta precisión nunca antes probados en carretera.
Datos medidos:
Quieres saber como entrenar, cuando descansar, como preparar un objetivo? Los pedales Assioma te ayudarán a lograr tus objetivos.

Con ellos podrás saber la carga real de tu entreno o competición por ejemplo conociendo el TSS que has generado:
TSSIntensidadEstado de recuperación
<150BajaLa recuperación suele completarse al día siguiente
150-300ModeradaCierta fatiga al día siguiente; pero la recuperación suele completarse al segundo día
300-450AltaFatiga residual incluso 48 horas después
>450Muy altaFatiga residual durante varios días

 

CUBIERTAS PARA CARRETERA

Tipos de cubiertas en función del ancho

CUBIERTA CONTINENTAL GRANDPRIX 4000 SII 700x23/25 - 35,00 EUROS
CUBIERTA CONTINENTAL GRANDPRIX 4SEASON 700x25 - 36 EUROS
CAMARA CONTINENTAL 700 de 60 mm - 3 EUROS
CAMARA CONTINENTAL 700 de 80 mm - 4 EUROS
CARTUCHO DE CO2 16gr. - 1,50 EUROS


Ahora que llega el invierno, éste es uno de los mayores debates que hay entre los usuarios. En el mercado podemos encontrar cubiertas de bicis de carretera, cuyo ancho va desde los 20 mm hasta los 28 mm. Aunque las sensaciones y prestaciones que ofrecen varían sensiblemente entre unos modelos y otros, y muchas de estas cosas dependen además de la opinión personal de cada uno, me gustaría comentarte algunos aspectos que son más hechos que otra cosa.
 
Para empezar has de tener en cuenta que a menor tamaño de cubierta (por ejemplo 20 mm) tendrás:
- Ventajas: menos peso y teóricamente más velocidad con menos esfuerzo, ya que estas cubiertas presentan un coeficiente de rozamiento menor (aunque si las llevas a la presión correcta hay muy poca diferencia).
Inconvenientes: más inestabilidad, un comportamiento más nervioso sobre la bicicleta, peor absorción de los baches, mayor probabilidad de pinchar.

En segundo lugar, los anchos más habituales que puedes encontrarte son los de 23 mm (los que suelen usar la mayoría de profesionales) y 25 mm (que usan el resto de profesionales). Yo he podido probar los dos anchos y particularmente me gustan más las de 25 mm ya que las diferencias en cuestiones de velocidad me parecen mínimas y sin embargo sí que con ellas es más difícil pinchar, resultan sensiblemente más cómodas y puedes coger las curvas con más estabilidad, como inconvenientes tienen, un peso un poco superior (teniendo en cuenta que las ruedas al realizar un giro y tener inercia, conllevan más energía cinética que cualquier otra pieza de la bicicleta, con la misma masa) por lo que esta diferencia aunque no sea mucha, al estar en  el extremo de la rueda se puede intensificar.
Para rodar en terrenos difíciles como los adoquines (tal y como suceden en las clásicas de ciclismo), se suelen usar las que tienen anchos de 27 mm o incluso de 28mm.
 
En definitiva, en invierno las cubiertas de 25mm nos pueden dar más seguridad y evitar pinchazos y en verano las de 23mm nos van a dar mayor velocidad con menos esfuerzo y peso.

CADENAS, CADENAS...


¿Cuándo se debe cambiar la cadena? A veces se oye que con unos 4.000 o 5.000 km la cadena empieza a estirarse, pero todo depende del uso que le des (no es lo mismo ser brusco cuando se cambia, que cambiar frecuentemente adecuando la fuerza que se desarrolla al terreno, o que hagas 20.000 km al año que 5.000 km), también depende del mantenimiento que hagamos. Algunos llevan la cadena reluciente engrasada y otros reluciente por no ir engrasada, y otros negra de la suciedad que se pega en al aceite de la cadena. Todo esto conlleva el problema de dejar que la cadena se estire hasta que empieces a tener problemas de cambio (salto de piñones, ruidos, etc.), es que a medida que la cadena se va estirando, deja de "engranar" correctamente con los dientes de los platos y piñones. Una cadena estirada va comiéndose los dientes para "acomodarlos" a su nueva longitud.

 
Si no controlas el estiramiento de la cadena, para cuando empieces a notar los problemas, tendrás también desgastados piñones y platos, el problema es que no todos los platos ni las coronas se van desgastando al mismo ritmo por lo que empiezas a tener problemas, con unas coronas no terminan de engranar bien y se producen ruiditos. Al poner una nueva cadena, esta tampoco va a "engranar" correctamente con los dientes desgastados, en cambio con los que menos usabas si suele funcionar bien, por lo que durante los primeros kilómetros seguirás teniendo problemas mientras se produce el efecto contrario, esta vez serán los platos y piñones desgastados los que irán estirando la cadena y en muy poco tiempo volverás a estar como al principio.

La única solución llegados a este punto es la sustitución no solo de la cadena, sino del cassette de piñones y de los platos (si no todos por lo menos de los más usados que serán los más desgastados); y entonces ya estamos hablando de bastante dinero ... 

Sin embargo, si vamos cambiando la cadena antes de que el estiramiento desgaste los dientes de platos y piñones, podremos aguantar mucho más tiempo sin tener que reemplazarlos. Ten en cuenta que un juego de piñones y platos te puede costar 4 o 5 veces lo que te cuesta una cadena (comparando componentes del mismo nivel de calidad).

 Hay gente, aunque conozco a muy pocos que hacen esto, que se compran tres o cuatro cadenas, y cada vez que desmontan la cadena para limpiar, en vez de volver a ponerle la misma cadena, la comparan con el resto y le pones la menos gastada. De esta forma no tendrá un estiramiento inicial para adaptarse a los dientes, aunque esta solución es un poco engorrosa. 

Al final la solución suele ser, llevar un buen mantenimiento de limpieza y engrase y cambio de cadena cada cierto tiempo que para no tener problemas en invierno es un buen momento ya que hay menor uso, y posteriormente hacerlo cada 3 o 6 meses según cada uno. Programarse los cambios de cadena puede ahorrarnos dinero en cuanto a desgastes de la transmisión, y sobre todo ruiditos molestos y ya no hablar de una rotura de cadena que nos fastidie un entreno o peor pueda provocar una caída.

Por eso, tal y como decía el anuncios de la DGT, “cadenas, cadenas…”

¿SABES EN QUE ESTADO DE FORMA ESTÁS?


En los últimos años los cuenta-kilómetros, pulsómetros, GPS, potenciómetros y APPS, pueden aportar tanta información de resumen de los entrenos y competiciones que resulta fácil perderse si no se siguen unos criterios sobre la información a consultar.

En cuanto a los cuenta-kilómetros clásicos, resultaba hasta cierto punto sencillo seguir los valores que nos aportaba. Revisar las medias de velocidad, máximas era esencial hasta que aparecen las cadencias de pedaleo y ciclistas profesionales que son capaces de mover 100 pedaladas por minuto en subida.

Con los pulsómetros ocurre tres cuartos de lo mismo, aparecen datos a seguir como los umbrales, aeróbico y anaeróbico, básicos para saber qué tipo de entreno hemos realizado, que porcentaje hemos ido por encima o dentro de dichos umbrales, y la cosa se complica para conocer dichos umbrales, ya que hay

unas reglas generales, pero cada persona es un mundo y dentro de su mundo, a lo largo de la temporada, dichos umbrales van variando en función del estado de forma en el que se encuentren.

Los potenciómetros le dan una vuelta de tuerca a todos estos datos que ya empiezan a ser difícil de analizar debido a la cantidad de información que poseemos, ya que el potenciómetro nos muestra la cantidad de watios que hemos movido, independientemente de que ese día nos pegue el viento de cara vayamos por donde vayamos y pensemos que no avanzamos, o que ese día estemos cansados y tengamos la sensación de que hemos hecho un entreno muy intenso y resulta que el potenciómetro nos da una cantidad muy por debajo de lo que pensábamos. El potenciómetro nos permite compararnos con otros ciclistas con independencia de nuestro estado de forma, el pulso que tenemos ese día, etc.

Luego tenemos el GPS que es una mezcla de todos ellos, y en la que podemos tener los datos del cuenta-kilómetros clásico, del pulsómetro, hace estimaciones de potencia en función a los valores personales que le introducimos y nos muestra el recorrido, la desnivel acumulado del entreno, y muchos valores más que no van a caber en la pantalla para poderlos visualizar todos a la vez.

Y por último ha salido al mercado el GARMIN EDGE 520 que es capaz de medirnos el Vo2máx, este valor no es otro más a añadir en la lista de datos que pueda aportar el dispositivo.

Si realizamos con la bicicleta un ejercicio de intensidad creciente, conforme vamos aumentando la intensidad, el organismo va requiriendo más cantidad de oxígeno debido a que los músculos tienen que ir produciendo más energía. Este incremento de consumo de oxígeno llega a un determinado nivel a partir del cual ya no se puede incrementar su consumo pese que se pueda incrementar la intensidad. Se dice entonces que el deportista ha alcanzado su Vo2máx. Este concepto tan básico en el entrenamiento de la resistencia se define como la máxima capacidad del organismo de distribuir y utilizar el oxígeno a nivel celular durante el ejercicio severo. Se mide en litros por minuto, es decir el máximo de litros de oxigeno que podemos utilizar en un minuto.

El Vo2max representa algo así como la cilindrada del motor del ciclista y son varios los factores de los que depende este parámetro:

  • Ventilación pulmonar, es decir ventilación con aire rico en oxígeno.
  • Capacidad de difusión pulmonar para oxígeno de la pared alveolar (de mayor importancia en deportistas de elite, que en el atleta promedio, y para deportistas de más de 45 años)
  • Caudal cardíaco máximo, es decir el tamaño del corazón (la limitación mayor)
  • Capacidad de transporte de oxígeno de la sangre
  • Utilización periférica del oxígeno
  • Composición de las fibras musculares

Con tantos datos a valorar, un dispositivo que nos puede aportar la suficiente información a analizar para saber nuestro estado de forma es el GARMIN EDGE 520,  no sólo podremos analizar el entreno que hemos realizado, sino el estado de forma en el que nos encontramos. Entre el análisis de datos avanzados del Edge 520 encontramos tiempo en zona, potencia de umbral funcional, VO2Max y tiempo de recuperación (cuando se use en combinación con un medidor de potencia y la banda de frecuencia cardíaca HRM), soporta las métricas de Cycling Dynamics y una característica muy interesante es que se puede controlar rodillos inteligentes para ajustar parámetros en los entrenamientos en interior.

Pero todo estos datos no nos aportarán nada si no somos capaces de marcarnos objetivos e intentar conseguirlo, y aquí entra en juego la app STRAVA, que ha revolucionado la competición entre aficionado e incluso profesionales, en la que puedes “jugar” a ganarle a tus compañeros de fatigas, crear grupos, saber a cuanto estás de conseguir batir a otros ciclistas en algún puerto de montaña y conseguir “KOMs”, y esta motivación extra que te da el STRAVA también puedes visualizarlo en la pantalla del GARMINEDGE 520.

En definitiva, el GARMIN EDGE 520, es el dispositivo que mejor pinta tiene actualmente en el mercado, por sus funciones, por el análisis de datos que ofrece, y por la motivación que te puede ofrecer para alcanzar tus objetivos.